Thomas Murphy

Por: Fulldrop

Thomas W. Murphy era un hombre muy reservado que no discutía sus experiencias gallísticas ni personales con nadie. De haberlo hecho quizás nos hubiese pasado información valiosa sobre sus aves, en especial sobre su manera de castar.

Desde la primera vez que lo vi en Troy, Nueva York, jugando un compromiso, a finales de los años 1920's y continuando hasta 1942, el mostró continuamente las aves más uniformes que he visto. No me mal entiendan, a el se le podía ganar muy frecuentemente, pero él ganó la mayoría de sus compromisos importantes, y venciendo o perdiendo, el fenotipo y estilo de pelea de sus gallos era muy uniforme. Durante su carrera de gallero el gano 49 compromisos con pollos, sin perder ninguno.

Pero regresemos a sus inicios, y tengan presente que la mayoría de lo que les escribo a continuación son opiniones que he oído. Yo no estaba vivo hace alrededor de noventa años que fue cuando él nació, pero escribiéndoles este relato estoy comenzando a sentirme como que lo estaba.

El nació en Long Island, Nueva York. A la edad de 14 años comenzó a trabajar en un hipódromo de arnés cerca de su casa. El dueño del establecimiento y su entrenador le ayudaron de muchas formas. Después que aprendió a conducir en esta pista de caballos, algunos de los dueños de diferentes caballos que tenían intereses en el mercado de valores lo asesoraron y le ayudaron financieramente.

Un buen número de los conductores eran galleros, y en esa época cuando Murphy entro al deporte, las peleas de gallos eran muy populares en la ciudad de Nueva York y sus alrededores. Probablemente el ya había dejado su sello como conductor de arnés y tenía dinero suficiente para hacer lo que le quisiera. Se dice que tres o cuatro dueños de caballos que el condujo depositaron $100,000 dólares en un banco de Syracuse, Nueva York que él podría usar en cualquier momento para comprarles un caballo que a su juicio podría serle útiles a ellos. Eventualmente llego a ser uno de los conductores más famosos de caballos de arnés de todos los tiempos. Hasta donde yo sé no crió caballos en ningún momento, solo compraba los que consideraba buenos y rompió records con muchos de ellos.

Cuando se metió a gallero de manera grande pudo haber obtenido aves de quien se le antojara, pero como quería algo propio y que nadie supiera que eran o de donde procedían, empezó a comprar aves por todos lados. Estoy convencido que nadie supo ni nunca sabrá exactamente que eran sus aves y en donde las obtuvo.

Hay dos historias al respecto. Nick Downs, un viejo irlandés que le trabajo por 30 años dice que las aves de Murphy eran Lawman Whitehackles traídas al patio de Murphy por John Hoy, un gran gallero en los años 1900's que fue pastor de Murphy por 7 años y era socio de Billy Lawman quien tenía los Lawman Whitehackles y Muffs.

La otra versión es que un hombre de caballos visito a Murphy en una ocasión y fue con él a un compromiso que Murphy jugo y perdió. Esto ocurrió antes de que John Hoy le trabajara a Murphy. El tipo que acompaño a Murphy al compromiso sabía algo de gallos y le dijo que sus gallos no servían y que si iba a continuar jugando compromisos necesitaba conseguirse de los buenos. Murphy le dijo que él lo sabía, pero no quería gallos de sus amigos ni de personas contra las que fuera a pelear, y realmente no sabía donde conseguir buenos. El tipo le pregunto que si estaba dispuesto a pagar un buen precio él le conseguiría de los buenos. Murphy le dijo que si y al poco tiempo recibió 15 aves de Long John Murphy de Ontario, Canadá. No se sabe con certeza si fueron 5 gallos y 10 gallinas o 5 gallinas y 10 gallos que le costaron $1,500 dolares.

Sé que Murphy visito a Long John en varias ocasiones porque su hijo todavía vive y sabe sobre ello. En ese entonces en Canadá había una familia de Whitehackles que dicen que eran de lo mejor de por allá. Llegaron a Canadá de Irlanda y Long John tenía algunas de ellas, aunque no fue él quien las importo. Long John también tenía aves de Duryea. En una ocasión el hijo de Long John dijo haberle enviado a Murphy 12 gallos mitad Whitehackle mitad Duryea.

Así pues, los lectores pueden escoger cuál de estas versiones denota el origen de las aves de T.W. Murphy. Probablemente Murphy combino la sangre de Long John con la de los Lawman Whitehackles para hacer a su propia familia.

Como se menciono anteriormente, los gallos de Murphy eran muy uniformes de estampa, estilo de pleito y fineza. Eran de un color rojo oxidado con plumas blancas en las alas y cola, cresta de sierra y patas y picos amarillos. He oído decir que algunas aves le salían patas blancas, y el las eliminaba. También se dice que cuando recibía aves les quitaba las etiquetas a los cajones de envió para que así nadie supiera de donde procedían. Esto lo creo ya que él era uno de los hombres más reservados que he conocido.

En una ocasión jugo un compromiso contra Marsh en Troy, Nueva York y para la sorpresa de todos los presentes echo unos pollos que parecían Redquills o cruces de Redquill. Le gano 6 peleas seguidas a Marsh, ganando el compromiso. Nadie supo que eran esos pollos, de donde vinieron, si Murphy los crió o si los había comprado. Después de ese incidente, nunca volvió a presentar aves parecidas a esas.

Por: Fulldrop